Brownie con Arequipe

Los brownies son unos deliciosos antojitos de puro chocolate, y cuando están rellenos de arequipe o dulce de leche NEBRASKA son la combinación ganadora. Es imposible resistirse a uno de ellos, caen muy bien a cualquier hora del día, y acompañado de un vaso de leche o un rico café, es ideal a la merienda.

Ingredientes

  • Para el Brownie de chocolate
  • 200 gr. de mantequilla
  • 200 gr. (1 tableta) de chocolate para fundir
  • 300 gr. de azúcar
  • 5 huevos AA temperatura ambiente
  • 110 gr. de harina común
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 250 gr. de nueces (opcional)
  • Para el relleno y la cobertura
  • 1 Pote de arequipe Nebraska x 220 gr
  • Azúcar pulverizada
  • Preparación

  • Lo primero que hacemos es recalentar el horno a 175º/180ºC durante unos 10 minutos. Luego derretimos la mantequilla y el chocolate a baño María, removiendo constantemente para que se disuelvan completamente.
  • Por otro lado, batimos los huevos con el azúcar. Batir enérgicamente, hasta que la mezcla se torne color amarillo claro. Añadimos poco a poco la harina y la levadura en polvo. Continuamos batiendo a velocidad más moderada para lograr que todos los ingredientes se integren perfectamente. Si prefieres también puedes añadir nueces (opcional), en éste caso preferible sin nueces para conservar aún más intenso el sabor a arequipe. Y finalmente añadir a la mezcla anterior el chocolate con la mantequilla fundidos. Mezclamos muy bien para lograr una masa completamente homogénea.
  • Engrasar y enharinar previamente el molde para evitar que nuestros brownies se peguen. Verter la mitad de la mezcla anterior en el molde (reservar la otra mitad de la preparación) y hornear durante 15 a 18 minutos a 180ºC, sacarlo del horno y dejar enfriar un rato. Luego untar todo el brownie con arequipe NEBRASKA en la cantidad deseada, verter el resto de la preparación que habíamos reservado y hornear nuevamente durante unos 15 a 20 minutos. Y listo para sacar del horno. El aspecto debe ser seco por fuera, y húmedo por dentro, pero nunca crudo.
  • Dejar enfriar, y decorar por encima con dulce de leche o con azúcar pulverizada, lo puedes comer solo o con helado de vainilla.